Cambio de paradigmas.

Recupera tu Poder.png

Convertir hábitos en elecciones consientes, puede hacer una gran diferencia entre “Esto me pasa a mí, o yo generé que esto pasara para mi”

 

Por ejemplo, si una mañana eliges detenerte y abrazar a tu cónyuge en lugar de salir corriendo por la puerta como lo haces normalmente, date una palmadita silenciosa en la espalda. En ese momento, tu conciencia creó maravillosas nuevas posibilidades. Comenzó a disolver un viejo hábito, hizo que tú y tu cónyuge se sintieran bien y los preparó para dar el mejor próximo paso.

Un ejercicio fácil para comenzar a recuperar tu poder.

Los hábitos nos roban la conciencia, por lo que no siempre es fácil reconocerlos. Estamos acostumbrados a ellos, hemos tenido años de repetir lo que nos dicen que hagamos.

Así que aquí hay un ejercicio fácil de Deepak Chopra que nos ayudará a ser más consciente de nuestros hábitos:

Piensa en un momento del día en el que seas más susceptible a los hábitos no deseados. Quizás a media tarde. Ahora narra tu comportamiento como si estuvieras describiendo a un personaje en una obra de teatro. Podría ser así...

“Fernando está sentado en su escritorio. Toma su teléfono para revisar Facebook. Quince minutos después, cuelga su teléfono y comienza a revisar un informe.”

 

En esta narración, simplemente has notado lo que estás haciendo de una manera consciente y sin prejuicios. A menudo, verse a sí mismo desde el exterior conduce a un avance instantáneo.

Ahora podrías reescribir la historia para leer…

“Fernando está sentado en su escritorio. Se da cuenta de que se siente aburrido, por lo que se pone de pie, se estira durante un minuto y luego se sienta a revisar un informe.”

Realmente vale la pena celebrar un pequeño avance como este porque es parte de la reprogramación de tu mente para una vida mejor.

Practica este ejercicio varias veces esta semana para ver cuántos hábitos negativos o no productivos puedes identificar. Luego, toma la decisión de eliminarlos de tu rutina diaria reemplazando cada uno con un hábito constructivo.

Defínete eligiendo quién quieres ser

Desafortunadamente, a menudo cuando queremos hacer un gran cambio, tendemos a pensar que, lo que somos, es lo que nos impide hacer lo que queremos hacer.

Por ejemplo, cuando escuché a hace años a quien fue mi Coach formador hablar por primera vez, decidí que quería estar en su círculo y crear un programa con ella. Sin embargo, en poco tiempo, comencé a dudar de mi sueño. Seguí pensando: “Pero eres solo un fiscalista. ¿Qué sabes sobre el desarrollo personal? "

Escucha, si eres un jovencito aun... o crees que ya eres viejo... sin educación... arruinado ... o cualquier otra excusa que se te ocurra, ninguna de esas cosas son lo que te impiden hacer lo que quieres hacer.

NO es quien eres. Lo que te detiene es quién crees que NO eres. Crees que no eres el único que puede salir y hacer lo que sea que quieras hacer.

Pero déjame preguntarte algo ...

Si no eres tú, ¿quién?... ¡Es tu sueño!

En El asiento del alma, Gary Zukav dice: “Cuando alineamos nuestros pensamientos, emociones y acciones con la parte más elevada de nosotros mismos, nos llenamos de entusiasmo, propósito y significado. Cuando la personalidad llega plenamente a servir la energía de su alma, eso es un auténtico empoderamiento”.

Si tienes un deseo en tu corazón, PUEDES lograrlo. Así como me convertí en parte del círculo de los Coaches y creé un programa con quienes me formaron, puedes hacer cualquier cosa que te inspire a ser, hacer y tener.

 

Así que esta semana, en preparación para la próxima lección, te insto a pensar seriamente en quién quieres ser realmente y el estilo de vida que te encantaría tener.

Para más y mejor